LA CONTAMINACIÓN AUMENTA EL NÚMERO DE INFARTOS E ICTUS

La Organización Mundial de la Salud afirma que el aire contaminado es causante de múltiples problemas de salud. Más concretamente aumenta las enfermedades cardiovasculares, como el infarto, la angina de pecho, el ictus o la insuficiencia cardíaca.

Tanto la Fundación Española del Corazón como la OMS advierten de los riesgos de la polución. Se estima que el 80% de las personas que residen en grandes ciudades respiran un aire con niveles de polución muy por encima de lo considerado saludable.

El ictus y la enfermedad coronaria representan el 80% de las muertes por polución

La enfermedad coronaria y el ictus son las dos patologías más afectadas y representan el 80% de todas las muertes causadas por la contaminación ambiental.

Un estudio publicado en el Journal of the American Heart Association en 2015 establece que existe mayor probabilidad de sufrir una enfermedad cardiovascular a causa de la contaminación, especialmente entre personas que ya tienen factores de riesgo como es el caso de la diabetes.

Además, la polución incide en el incremento de los casos de diabetes, hipertensión arterial y enfermedades respiratorias, como el asma, y el cáncer.

Chequeos cardiológicos

Los chequeos cardiológicos deben realizarse de manera periódica por todas las personas, especialmente aquellas que vivan en ciudades y presenten factores de riesgo cardiovascular.

Así podrán mantener un control periódico del estado cardiovascular, del riesgo y de su evolución para evitar sufrir eventos cardiovasculares relacionados con la polución.